El amor a la vida y a sus seres queridos y a la vez el amor y decidido apoyo de su familia, permitió que el comunicador social de Ilo, Rolando Fuentes Cárdenas (Radio Sabor – Canal 41) salga victorioso de una de las más duras batallas que le tocó afrontar.

Su caso se remonta al año pasado cuando recién se conocía de la presencia de algunos casos en el país del Síndrome Guillain Barré.

El empresario de comunicaciones, dio a conocer que padeció el Síndrome Guillain Barré, contó su experiencia de los momentos vividos, la recuperación y el tratamiento que viene siguiendo para superar completamente este mal.

Indicó que fue diagnosticado hace más de un año y que por ahora no tiene ni una secuela, al haber recibido una serie de terapias, la asistencia médica y sobre todo el apoyo de su familia.

“En un inicio pensé que me había dado “aire”, luego sentí debilidad en el brazo derecho, al día siguiente perdí la fuerza en el otro brazo, lo cual me preocupó. En horas de la tarde ya no me podía poner de pie. Llame a unos conocidos del sector salud y me dijeron que podría estar sufriendo algo grave”, expresó.

La situación empeoró porque en Ilo no hay neurólogos, por lo que los familiares se vieron obligados a trasladarlo a Tacna. Tras evaluarlo y realizarle los análisis, determinaron que se trataba del Síndrome Guillain Barré atípico, porque le afectó de cabeza a pies, cuando el mal ataca de pies a cabeza.

Posteriormente, fue llevado a Arequipa,  donde nuevamente le realizaron los exámenes confirmando la junta de médicos que se trataba de dicho síndrome, indicándole que así como viene se va la enfermedad, pero que durante el proceso se debe tener cuidado.

Fuentes, recordó que antes que sucedieran los hechos, sufrió un proceso gripal, por lo que fue a una farmacia y se colocó una inyección para cortar la posible gripe. El neurólogo en Tacna, señaló que una infección mal curada, habría sido una de las causantes del síndrome o quizá el stress.

La recuperación fue lenta y duró aproximadamente un año. Todo depende también de las ganas del paciente, contar con el apoyo de un terapeuta y el consumo de vitaminas.

“Aparentemente estoy normal, pero me falta fuerzas en las manos y piernas, calculo que a fin de año podría estar bien al 100%. Es lamentable que ya no haya un terapeuta en el hospital de Ilo, esa área la han anulado. Esta anomalía está afectando a las personas que necesitamos rehabilitación”, aseveró.

Rolando Fuentes Cárdenas relató que fue diagnosticado hace más de un año y que por ahora no tiene ni una secuela, al haber recibido una serie de terapias, la asistencia médica y sobre todo el apoyo de su familia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here