El centro de monitoreo continuo de la actividad volcánica en el sur del Perú que se encuentra en la ciudad de Arequipa, está haciendo el seguimiento al volcán Ubinas desde la semana pasada donde comenzó a mostrar una anomalía en el sentido que había un leve incremento en la actividad sísmica.

El viernes 21 de junio se comenzó a dar las primeras alertas llamando la atención a las autoridades y a la población aledaña al volcán para que tenga un poco más de atención en el sentido que podría suceder un posible proceso que lleve a una fase eruptiva.

El presidente Ejecutivo del Instituto Geofísico del Perú (IGP), Hernando Tavera, dio a conocer que el día lunes 24 en horas de la mañana se registraron algunas explosiones con emanación de fumarolas con la caída leve de ceniza.

Las cenizas se expandieron en un radio de 10 kilómetros del cráter del volcán con dirección norte, sector donde no existen zonas urbanas, pero sí de pastoreo, por lo que se recomienda a las autoridades locales y población tomar las precauciones del caso.

El especialista indicó que la semana pasada se detectaron los primeros indicios del proceso eruptivo, al notar un incremento en el número de movimientos sísmicos al rededor del macizo.

Por el momento, no repercute mucho riesgo, pero se ha pedido tomar las precauciones usando los implementos necesarios para no tener problemas en las vías respiratorias.

Se continúa haciendo el seguimiento que permitirá analizar la evolución del proceso eruptivo del volcán, para brindar la información, tanto a las autoridades como a la misma población.

El Ubinas, es el volcán más activo que se tiene en la región sur del Perú y representa un riesgo para la población.

En este momento, en la fase que se encuentra el macizo, no representa peligro para generar una alerta mayor, pero se debe tomar las medidas de prevención y estar atentos a los reportes del IGP, si cambia el escenario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here