El ex consejero regional Fernando Bossio, pidió a las autoridades locales preocuparse principalmente por solucionar el problema del agua que estaría contaminada con arsénico.

Sostuvo que el tema del agua, es fundamental en la provincia de Islay, porque la población está consumiendo el recurso hídrico con alto contenido de metales pesados, por lo que urge tomar medidas.

“Las aguas del río Tambo tienen este tipo de elementos, lo cual debe ser tratado por SEDAPAL, quienes deberían construir 3 o 4 pozas al tener espacio, lo que permitiría que los metales pesados se vayan al fondo y sea consumida por la población”, declaró.

Hizo el llamado a las autoridades, especialmente al alcalde provincial para que exija una explicación a la empresa SEDAPAL que no brinda los servicios que merece la población.

De comprobarse que el agua que consume la población está contaminada, estaría perjudicando de manera muy grave la salud de la población, por lo tanto, se le debería dar prioridad a esta situación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here