Raúl Jacob Ruisánchez, vicepresidente de Finanzas de Southern Peru fue entrevistado recientemente por Prensa Regional con el fin de absolver una diversidad de preguntas relacionadas al proyecto minero Tía María (PMTM) y las implicancias de éste.

Señaló que el proyecto está próximo para entrar a una nueva etapa en donde la compañía haría una mayor inversión no solo social, sino en otros proyectos que en su momento anunciará.

A pesar del existente rechazo de un segmento de la población de la provincia de Islay, el funcionario asegura que el trabajo social ha tenido buenos resultados y que están dispuestos a mejorar la productividad del valle de Tambo, así como permitir que las autoridades locales, con los cuales la empresa tuvo contactos con algunos alcaldes, presenten sus proyectos e ideas de desarrollo.

PRENSA REGIONAL (PR): ¿CUÁL ES EL AFÁN DE LA EMPRESA EN INSISTIR EN EL PMTM SABIENDO QUE AÚN EXISTE CIERTO RECHAZO EN LA CIUDADANÍA DE LA PROVINCIA DE ISLAY?

RAÚL JACOB RUISÁNCHEZ (RJR): En realidad nuestra empresa tiene por objetivo producir cobre de alta calidad por lo que tenemos distintos proyectos en el Perú y otros países y estamos terminando la ampliación de la mina de Toquepala y este otro como es Tía María. Este proyecto además de aumentar la producción de la compañía en aproximadamente veinte por ciento, va a traer grandes beneficios a la provincia de Islay, la región Arequipa y al Perú. Esto es parte de lo que nosotros hacemos, desarrollar proyectos mineros.

Entendemos que donde se produce la actividad minera y otras, siempre hay personas que tienen alguna aprehensión, incluso una opinión discrepante con la minería, respetamos aquello, pero consideramos que en este caso, al desarrollar el proyecto en un área en donde no va a haber un impacto de ningún tipo en la población de Islay, más allá del beneficio económico, creemos que es algo positivo, por eso seguimos empeñados en desarrollar el proyecto.

PR: SE ESPECULA EN LOS CORRILLOS MEDIÁTICOS, QUE LA EMPRESA YA TENDRÍA LA LICENCIA DE CONSTRUCCIÓN, QUE EL GOBIERNO SE LA HABRÍA OTORGADO, SOLO QUE POR ESTRATEGIA NO SE DA A CONOCER ¿TIENEN LA LICENCIA DE CONSTRUCCIÓN EN SU PODER?

RJR: No, todavía no la hemos recibido. El proyecto está muy cerca de pasar a una nueva etapa que vendría con el permiso de construcción, en la cual vamos a poder desarrollar otro tipo de actividades con mucha profundidad e inversión en la parte social. La razón es concreta, cuando la compañía reciba la autorización de construcción, ya va a tener la certeza de que en algún momento en el tiempo por determinarse, el proyecto va a ser una realidad y eso nos va permitir a nosotros usar fondos para gastos sociales relacionados con el proyecto. Hoy día, las otras operaciones de Southern Peru (Toquepala, Cuajone e Ilo) están por decirlo así, subsidiando al proyecto porque están dando fondos que se generan esas otras operaciones, para sustentar el trabajo en la parte social y de desarrollo del proyecto.

PR: DENTRO DE LA LICENCIA DE CONSTRUCCIÓN, SI BIEN ES CLARO QUE NO HAY VINCULACIÓN ENTRE ÉSTA Y LA LICENCIA SOCIAL ¿DE QUÉ MANERA LA EMPRESA PIENSA AFRONTAR ESE TEMA? DADO QUE SE MANTIENE EL RECHAZO DE UN GRUPO DE LA POBLACIÓN

RJR: Hay varias cosas, creo que hemos hecho un cambio de enfoque desde hace tres años. Hemos tomado las mejores prácticas que se han llevado adelante en otros proyectos de la compañía y las hemos aplicado en el trabajo social en el valle de Tambo y ha dado buenos resultados. El trabajo por delante es muy grande y muy inmenso, pero es paulatino.

Ya con la autorización de construcción, lo que viene a ser el consenso social, para que el proyecto vaya adelante, va a ser alcanzado en un plazo relativamente corto y vamos a poder hacer otras cosas. Nuestro objetivo en la parte social es que el valle de Tambo y la provincia de Islay, sean zonas prósperas, y la prosperidad viene por varios caminos. Uno es la actividad económica que genera el propio proyecto. Otros caminos, son los fondos que van a estar disponibles a través de las regalías y canon y que se van a incrementar de modo importante con el proyecto. Desde que el proyecto arranca (opere) va a pagar a los tres meses regalías que se sumarán al canon.

PR: EN ESE SENTIDO, EN EL CASO QUE EL PROYECTO INICIE OPERACIONES ¿DE CUÁNTO ESTAMOS HABLANDO DE CANON PARA LA REGIÓN AREQUIPA, PROVINCIA DE ISLAY Y ESPECÍFICAMENTE LA ZONA DE INFLUENCIA, COCACHACRA?

RJR: Hay que tener claro que Tía María es un proyecto de cobre y este mineral como todos los commodities (materias primas) suben y bajan de precio, pero utilizando los precios similares a los de ahora, el canon y las regalías sería 273 millones de soles por año, para la región. En Islay, provincia, sería 100 millones de soles y se distribuye según porcentajes que nosotros no controlamos y que están normados, es 10 por ciento para Cocachacra (30 millones de soles al año aproximado)

PR: DE OBTENER EL PERMISO DE CONSTRUCCIÓN ¿HASTA QUÉ PUNTO LA EMPRESA ESTÁ DISPUESTA A ARTICULAR ACCIONES SOCIALES A TRAVÉS DE PROYECTOS DE INVERSIÓN ANTES QUE EL PROYECTO EMPIECE A OPERAR?

RJR: Nosotros consideramos que la autorización de construcción nos va a permitir presentar un plan de desarrollo social para Islay y Arequipa (…) presentarlo quiere decir que ya lo podemos ejecutar, pero necesitamos, para acceder a esos fondos, llegar al punto de tener la certeza que el proyecto va ir adelante.

Yo quisiera transmitir una preocupación de parte de nosotros. En muchas cosas, lo que observamos es que la compañía tiene la posibilidad de ayudar a que se desarrollen algunas obras de infraestructuras o algunas inversiones sociales. En algunos casos van a ser cosas muy directas de nosotros; en otros, podemos hacer algo que ayude a que una inversión pública importante se destrabe y eso beneficiará a Islay.

PR: ¿HABLAMOS DE LA REPRESA?

RJR: La represa es algo que están viendo las autoridades directamente. Nosotros al comprometernos con la planta desalinizadora ya no tenemos directamente injerencia en el tema de la represa, pero estamos dispuestos a colaborar en la mejora de la productividad del valle de Tambo coordinado con las autoridades en los tres niveles de gobierno.

Nosotros podemos trabajar con las asociaciones y comisiones de regantes, para ver cómo mejoramos la productividad de sus actividades. No es solamente entregar dinero. Hay que proponer ideas razonables que requieran algún estudio, ahí por ejemplo, podemos entrar nosotros. Qué deseamos de manera conjunta para el desarrollo de Islay, pueden ser por temas de turismo, agricultura u otras actividades.

PR: PERO MENCIONARLO COMO QUE ‘NOSOTROS COMO PROYECTO TÍA MARÍA ESTAMOS  DISPUESTOS A INVERTIR EN LA PROVINCIA DE ISLAY EN ESTOS DETERMINADOS PROYECTOS EN LA MEDIDA QUE OBTENGAMOS LA LICENCIA DE CONSTRUCCIÓN. OBVIO, SI NO LA OBTENEMOS NO PODRÍAMOS INVERTIR’ ¿ESO ES POSIBLE?

RJR: Sabemos que el Gobierno tiene unas iniciativas y nosotros estamos trabajando con el Gobierno, preferiría que si vienen algunos anuncios vengan de las autoridades (…) Tenemos una propuesta que se dará a conocer cuando corresponda, antes de empezar con la operación del proyecto.

PR: ¿USTEDES TIENEN LA SEGURIDAD QUE VAN A EMPEZAR CON EL PROYECTO?   

RJR: Sí, yo estoy convencido.

PR: MÁS ALLÁ DEL TEMA LEGAL POR EL QUE HAN ATRAVESADO ¿CONSIDERAN QUE EL TEMA SOCIAL HA SIDO SUPERADO?

RJR: Consideramos que el trabajo social ha funcionado adecuadamente. Hemos conseguido explicar a la población que nuestro rol aquí va a ser de buen vecino. Nosotros no somos la solución a todos los problemas, pero sí vamos a poder apoyar a que la zona de Islay y Arequipa, progresen y es un compromiso de la compañía y se va a tangibilizar en acciones muy concretas a medida que vamos avanzando.

PR: ENTONCES ¿ES INMINENTE EL INICIO DEL PROYECTO?

RJR: Es algo que debe darse en las próximas semanas.

PR: RESPECTO AL EIA. MUCHO SE HA CUESTIONADO EL HECHO QUE NO SE HAYA INCLUIDO ALGÚN ESTUDIO RELACIONADO A LA PLANTA DESALINIZADORA ¿CÓMO ES EL TEMA?

RJR: Nosotros no vamos a tomar una gota de agua del valle de Tambo, ni del río Tambo. Vamos a construir una planta desalinizadora, que en la segunda versión del estudio de impacto ambiental que se presentó y que fue aprobado, ya estaba incluida. Ese es uno de los grandes cambios que se hizo entre uno y otro estudio, incorporar una planta desalinizadora…

PR: ESE ESTUDIO QUE INCLUYE EL PROYECTO DE LA PLANTA DESALINIZADORA, ¿NO PUDO HACERSE APARTE COMO UN ESTUDIO DE IMPACTO AMBIENTAL PROPIAMENTE?

RJR: Es todo parte de un mismo complejo. Entonces la legislación nos pide que se haga de esta forma.

PR: O SEA, ¿LA LEGISLACIÓN LES SUGIERE A QUE LO INCLUYAN EN EL ESTUDIO DE IMPACTO AMBIENTAL DEL 2014?

RJR: Así es.

PR: ENTENDIENDO QUE LAS AUTORIDADES LOCALES PODRÍAN INVOLUCRARSE CON DAR A CONOCER SUS PROYECTOS ¿USTEDES HAN TENIDO ALGÚN ACERCAMIENTO CON LOS ALCALDES DE LA PROVINCIA DE ISLAY?

RJR: Hemos tenido contacto con algunos de ellos y estamos a disposición para trabajar en estos y otros temas que ellos quisieran ver.

PR: EN EL TEMA MEDIOAMBIENTAL SE SOSTIENE ALGÚN IMPACTO EN LA POBLACIÓN POR EL TEMA DE LAS VOLADURAS ¿LA EMPRESA ESTÁ DISPUESTA A PERMITIR LA PARTICIPACIÓN DE AUTORIDADES, DIRIGENTES Y POBLACIÓN ORGANIZADA EN ALGÚN COMITÉ DE MONITOREO AMBIENTAL?

RJR: Sí, claro. Ahora son otros tiempos. Nosotros vamos a cumplir con todo lo que nos hemos comprometido, entre estas cosas está el monitoreo participativo. Gracias a la tecnología, va a ser posible que los pobladores de Tambo vean en su celular inteligente, qué es lo que muestran los monitores que se instalarán para el control ambiental.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here