El Juzgado Penal Unipersonal de Islay, que despacha el juez Elber Campano Espejo, resolvió declarar culpable del delito de difamación a Cecilio Mauro Surco Quispe, en agravio de Javier Guillén Sosa, por lo que le impuso una condena de un año de pena privativa de la libertad, en calidad de suspendida y el cumplimiento de una serie de reglas de conducta.

A ello se suma el pago de 120 días multa en base al 25% de su ingreso mensual ascendente a 420 soles, además de un pago de tres mil soles como reparación civil en favor de Guillén Sosa.

ANTECEDENTES

Cabe recordar que Surco Quispe como presidente de la asociación de transportistas Astranvat dejó entrever en una reunión pública con el entonces alcalde provincial de Islay, Richard Ale Cruz, el 27 de diciembre de 2017 en Mollendo; que el gerente de Transportes, Javier Guillén Sosa estaba implicado en actos de corrupción por estar pidiendo dinero a los transportistas en operativos.

De acuerdo a la sentencia Nº 2019-051 del 30 de enero de 2019 y notificada este jueves a las partes, se evaluaron las pruebas determinando que el imputado no pudo explicar la veracidad de la acusación en contra de Guillén Sosa, al mencionar que otros transportistas le habían dicho que el gerente les pedía plata; algo que el sentenciado, no pudo comprobar.

Del mismo modo, en el documento se refiere que el acusado, ahora sentenciado, se declaró inocente.

Agraviado, Javier Guillén Sosa

8 Comentarios

  1. Hi, Neat post. There’s an issue together with
    your site in web explorer, might check this? IE still is the market chief and a huge part of other folks will omit your excellent writing because
    of this problem.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here