Alcaldes de Mollendo: Jesús Teófilo Núñez Valdivia

0
3183

Jesús Teófilo Núñez Valdivia

Fue en  el valle de Tambo, que a través de la historia surgieron notables personalidades. Esta vez nos referimos a J. Teófilo Núñez Valdivia, nacido en Cocachacra en 1860, hijo de don Pedro Núñez y doña Fernanda Valdivia, natural del valle de Tambo. Se casó con la distinguida dama Rosa Gómez.

Realizó sus primeros estudios en Cocachacra para luego trasladarse a la ciudad de Arequipa y continuar estudios superiores en la Facultad de Derecho en la Universidad Nacional de San Agustín. Fue un hombre de letras y renombrado investigador de la realidad nacional, hizo estudios sociológicos, que en los años siguientes lo convertirán en un abanderado de los movimientos sociales reivindicatorios en la lucha contra las injusticias gubernamentales.

Egresado con el título de abogado, regresa a Cocachacra. Luego de un corto tiempo es que decide establecerse en Mollendo donde implementa su estudio jurídico.

Fundador de la Cámara de Comercio de Mollendo y miembro fundador de la Cámara de Comercio de Arequipa en el rubro de los agrimensores, de una acelerada vida social, profesional y política en el puerto, supo imponer sus principios democráticos en la dura lucha por la justicia social.

Cuando contaba con 37 años, luego de una intensa lid electoral local es elegido diputado por la provincia de Islay en 1897 en el gobierno de Nicolás de Piérola. Uno de los proyectos más resaltantes que realizó el diputado Núñez Valdivia, fue la aprobación de la ley que eleva a la categoría de Ciudad a la Villa de Mollendo el 27 de octubre de 1897. Es así que nuestro puerto adquiere personería jurídica.

Estando de nuevo en su provincia, es elegido alcalde de Mollendo el 1 de enero de 1899 en reemplazo del ciudadano de origen alemán, don Emilio Fetzer Schmidt. Su gestión municipal fue hasta el 19 de marzo de 1901, siendo el último alcalde del siglo XIX y el primero de siglo XX. Cuando deja la alcaldía, lo reemplazó otro ciudadano de nacionalidad alemana, como lo fue don Elard Dauelsberg, ambos fundadores de la Cámara de Comercio de Mollendo.

Residió en la calle Blondell en la primera cuadra signada con el número 71. Es un hombre de sentimientos. Se apiadaba de los necesitados. Tenía un gran culto a la amistad y al compañerismo.

Vivió con austeridad espartana. Fallece el 13 de noviembre de 1927 a las 5:45 p.m., según la partida Nº 1192, a los 67 años; víctima de nefritis y plétora, como consta en el certificado de defunción otorgado por el Dr. Francisco Velarde Herrera.

Uno de los que estuvo en sus últimos días de dolor, fue su entrañable amigo, Cirilo S. Cano que vivía en la calle Comercio Nº 178.

Sus restos descansan en el mausoleo de la Sociedad Fraternal de Artesanos, del que también fue uno de sus fundadores. Su sepelio causó conmoción en la ciudad y su pueblo de origen. Los actos solemnes fueron presididos por el alcalde, Carlos A. Riglos San Martín.

Nuestro biografiado está en la galería de hombres ilustres de Arequipa. Una calle de Mollendo evoca su memoria, aunque irónicamente por la pereza cultural de todas las autoridades, es ignorado en Cocachacra su pueblo natal.

El doctor Teófilo Núñez Valdivia tuvo una sola virtud: Nunca vendió su conciencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here