Alcaldes de Mollendo: Elard Dauelsberg Piwonka

0
3410

Elard Dauelsberg Piwonka (FOTO ELARD DAUELSBERG)

Tiene sus nombres muy extensos: Elard Karl Gerhard Phillipp Dauelsberg Piwonka. Nació en las islas Marianas (Micronesia) en 1864 cuando estos lugares estaban bajo el protectorado alemán. Don Elard y sus hermanos inicialmente se establecieron en Arica luego llegan a Mollendo para ampliar sus actividades comerciales. Don Elard tenía por entonces 24 años, lamentablemente fueron afectados por la guerra que impactó terriblemente al incipiente puerto de Mollendo.

Aquí narraremos una parte de su vida empresarial. Residió en esta ciudad cosmopolita 15 años. Hombre de muchas inquietudes en la vida cotidiana, cuando el 20 de marzo de 1901 es nombrado alcalde de Mollendo en reemplazo del Dr. Teófilo Núñez Valdivia, pero en enero de 1902 por segunda vez vuelve a ocupar el sillón municipal, penosamente por razones estrictas de salud renuncia al cargo a los ocho días, siendo reemplazando por don Jacinto Eusebio Portugal.

La casa Dauelsberg, es una agencia de aduana y casa importadora, fundada en Arica en 1867, por el señor F.W.L Dauelsberg. Posteriormente, en 1876 se instala en Mollendo el señor Elard Dauelsberg de nacionalidad alemana y el señor Carlos Ostolaza de nacionalidad peruana, creando la compañía Dauelsberg & Ostolaza, empresa dedicada a despachos de aduana y servicios a vapores, su local estaba ubicado en la calle más antigua de Mollendo, y comercial por excelencia donde congregaba a la mayoría de las casas comerciales aduaneras de vapores de la época (donde actualmente es la calle Alfonso Ugarte). Dicho establecimiento estuvo en el lugar donde hasta hace pocos años funcionaba el Cable West Coast, pero en aquella época era otro tipo de edificio, de madera bellamente ornamentado de un estilo netamente europeo, siendo la mejor casona del sur del Perú hasta 1929, en que el dantesco incendio del 6 de setiembre iniciado a las 4.45 de la madrugada, destruye totalmente esta casa comercial, al igual que varias firmas aduaneras de su entorno dejando una gran pérdida económica.

A inicios del siglo XX, la firma comercial más antigua de Mollendo, se fusiona con los socios Ricardo Shubering y Elard Dauelsberg, ambos alemanes, formando la oficina Dauelsberg Shubering & Cía.

Penosamente ambos fallecieron y fueron los señores Alejandro y Juan Dauelsberg hermanos de don Elard, naturales de Arica nacionalizados alemanes, que forman la firma Dauelsberg & Cía, siendo sus apoderados los señores Eduardo Arana y Enrique Bock, peruano y alemán, respectivamente.

En la segunda década del siglo XX a la muerte en Hamburgo de don Juan Dauelsberg, es don Alejandro que en sociedad con don Max Ewel, y para seguir con la firma comercial, toma el nombre de Dauelgsberg & Ewel y tiene sucursales en La Paz, Oruro, Uyuni, Antofagasta, Arica y Valparaíso.

Esta empresa importaba abarrotes, fierros y licores cuya venta era permanente. Es agente de las compañías alemanas de navegación Kosmos y Hapag y depositario del “Jabón de Reuter” y demás especialidades de Barclay & Cía. Destacaron en la dirección de la firma en esa época, los señores Martín Singelmann Paulsen y J. Aurelio Benavides y el contador Ricardo Dauelsberg.

Por esa época se constituye otro socio de esta antigua casa comercial mollendina y es don Alfredo Riecken, donde forma la empresa Dauelsberg, Riecken & Cía., quedando como accionista principal al retiro de don Alejandro quien al poco tiempo fallece en Suiza.

Don Alfredo Riecken cambia de nombre de la empresa como Riecken & Cía., siendo sus socios los hermanos Godofredo y Aurelio Benavides este último es el apoderado general de la empresa.

Don J. Aurelio Benavides, fue un funcionario de mucha experiencia y por ende uno de sus fundadores, a la muerte de don Alfredo Riecken, el señor Benavides se queda con la empresa formando la firma J.A., Benavides que durante muchos años tuvo destacada participación el vida comercial de Mollendo.

Don J. Aurelio Benavides fallece en Lima, donde el señor Carlos Benavides Rey de Castro y su familia continúan con la empresa comercial. La firma J.A.  Benavides & Cía. tuvo su oficina principal en Lima comandada por don Carlos, y una oficina en Arequipa al mando del señor Federico Shaff y la señora Dora Benavides Rey de Castro, cuya principal actividad comercial son el rubro de droguería a Lima y Arequipa. La oficina de Mollendo tenía como jefe y apoderado al señor Julio V. Ibarra Quintanilla, otro trabajador y funcionario antiguo, que a la vez era representante y agente consular del gobierno alemán, durante la Segunda guerra mundial.

Hechos históricos de la compañía de Elard Dauelsberg

Durante la guerra con Chile, a raíz de la invasión de los ejércitos del sur al puerto de Mollendo en abril de 1879; el local de esta compañía, como representante del consulado de la República de Argentina, y gracias a estas personalidades alemanas,  es  que  se  hacen  las  primeras  tratativas,  en representación de la agregaduría extranjera con las fuerzas invasoras para que Mollendo, no sea devastada.

Don Carlos Ostolaza es un empresario aduanero importante de la ciudad, fue alcalde de Mollendo en 1884 al terminar el bloqueo del puerto por las fuerzas expedicionarias chilenas.

A inicios de 1900, en el local de esta empresa se reunieron los señores: don Elard Dauelsberg,  Santiago Golding,  Jorge Federico Robilliard, Aurelio I. Zegarra, Gervacio Santillana, Federico Rey de Castro, Emilio Fetzer, Ezequiel Salazar, Mariano Bedoya Polar (fue alcalde de Mollendo), Santiago Campodónico y el Dr. Jesús Teófilo Núñez (alcalde de Mollendo en esa época) y otros hombres destacados en la vida comercial de Mollendo, y toman acciones para fundar una asociación, cuya función será velar por los intereses comerciales del puerto, como es la Cámara de Comercio de Mollendo.

El 15 de enero de 1903 fallece a los 39 años, víctima de una enfermedad crónica. Sus restos están ubicados en un mausoleo del cementerio local, junto a su pequeña hija Graciela Dauelsberg Benavides.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here