Alcalde de Mollendo: Juan José Reinoso Ampuero

1
3895

Juan José Reinoso Ampuero

Nació en Arequipa el 28 de agosto de 1852. Hijo de don José Matías Reinoso y de doña Isabel Ampuero. Hizo sus estudios en los colegios Seminario de San Gerónimo, Independencia Americana y en la Universidad de San Agustín en aquella ciudad.

En 1872, ingresó al servicio público en la Aduana del extinguido puerto de Santa Rosa de Islay, donde ascendió gradualmente hasta la clase de oficial segundo, habiéndose separado en 1877, porque la muerte de su padre le obligó a atender los intereses de su familia.

Ya en 1873, había contraído matrimonio con la señora doña Salomé Arana. Dedicado a sus asuntos particulares, fue llamado nuevamente en 1882 a desempeñar la intervención de la Aduana interior de Moquegua, establecida durante la guerra del Guano y el Salitre y  enviado después al Cusco con el carácter de cajero fiscal.

Fue nombrado secretario de la prefectura del mismo departamento. Habiendo caído el Gobierno del general Miguel Iglesias (1883-1886) se apartó del servicio y se dirigió a Mollendo, puerto en el cual se dedicó al comercio, llegando en pocos meses a ser jefe de la importante agencia mollendina de vapores aduanas Dauelsberg-Schubering y Cía.

Es elegido alcalde de Mollendo en el periodo del 15 de mayo de 1895 al 2 de enero de 1896, a la edad de 46 años, en reemplazo del señor Aurelio I. Zegarra Rodríguez, donde destacó por su trabajo en bien de la cultura y el progreso de Mollendo, ciudad que lo cobijó y nunca defraudó.

Fue inspector de instrucción y tuvo varios cargos honoríficos, como el de presidente de la Sociedad Fraternal de Artesanos, de la que fue uno de los fundadores, comandante de la Compañía de Bomberos, que también contribuyó a fundar, etc. Inaugurado el Gobierno del ingeniero don Eduardo López de Romaña, fue llamado Reinoso para servir al alto cargo de Vista de la aduana del Callao, del cual salió a desempeñarse como ministro de Hacienda y Comercio (hoy Ministerio de Economía y Finanzas) entre el 9 de agosto de 1902 al 4 de noviembre del mismo año. Volvió a su puesto de Vista hasta mayo de 1904.

Con el fallecimiento en Arequipa de don Manuel Candamo Iriarte, presidente de la República e inaugurado el Gobierno del segundo vicepresidente de la República, don Serapio Calderón, fue llamado nuevamente a ejercer el cargo de ministro de Hacienda y Comercio, entre el 15 de mayo al 24 de setiembre de 1904, hasta el advenimiento del presidente José Pardo y Barreda 1904-1908.

En 1905, fue elegido senador por el departamento de Arequipa, su tierra natal, cargo que ejerció hasta el fin de 1910 en que cesó por ministerio de la Ley. En este cargo se distinguió por su independencia, firmeza de convicciones y por sus laudables iniciativas que se han convertido algunas en leyes benéficas para las finanzas del país, como las relativas a la importación de mercaderías para las beneficencias y de importación de artículos para el servicio del Estado.

Separado de la política y nombrado miembro de la comisión reformadora del código y tarifas de aduanas, mereció el honor de ser nombrado presidente de ella, puesto que dejó para pretender una diputación por Arequipa en 1915.

En 1919, fue comisionado por el ilustrísimo arzobispo de Lima monseñor, Emilio Lisson Chávez para organizar la sindicatura eclesiástica, institución creada para administrar las rentas de los monasterios, encargo que cumplió satisfactoriamente, obteniendo magníficos resultados y alcanzado un notable incremento en los productos generales.

En mayo de 1920 fue llamado al servicio público en calidad de comisionado aduanero, para reorganizar la aduana del Callao, y posteriormente nombrado superintendente general de aduanas.

Su labor y dedicación constante comprometieron su salud, obligándole su traslación de empleo. A ese pedido accedió el Gobierno que no quería privarse de los servicios de Reinoso, nombrándole director de Subsistencias.

En el orden literario, se ha distinguido por su marcada afición al periodismo, principió colaborando en “La Bolsa” y “El Eco del Misti” de Arequipa en 1881. Fundó el Club Literario de Arequipa, del cual llegó a ser presidente y un periódico literario denominado “El Álbum”.

En el Cusco fundó un periódico, “El Progreso” que tuvo corta vida por las circunstancias políticas.

En Mollendo colaboró en “La Gaceta del Puerto” de Leopoldo Flores Guerra y fundó después, “El Puerto” que fue sucesivamente, semanario, bisemanario y diario, llegando a alcanzar veinte años de existencia, hasta que el incendio que devastó  Mollendo en 1912, consumió la imprenta y todos  sus archivos. Quemada la imprenta Reinoso la repuso, pero un segundo incendio la consumió nuevamente, obligando a su propietario a abandonar la empresa a causa principalmente de no residir en la localidad.

En 1903, fundó en Lima la revista “Actualidades”, la mejor publicación de su género que se ha dado a luz en el Perú, habiendo con tal motivo, introducido la novedad de pagar la colaboración, lo que produjo resultados magníficos por el estímulo que ello entraña. En 1910, fundó la Asociación de la Prensa, en unión de los principales periodistas y escritores de Lima, y fue elegido presidente de esa institución.

Posteriormente dirigió “La Tribuna”, diario fundado para sostener los intereses de la “entente” que desgraciadamente tuvo corta existencia. Su labor literaria se halla diseminada en diarios y revistas; pero no obstante ha dado a luz varias pequeñas obras. Entre ellas un libro de poesías, con el nombre de “Efluvios” fue muy favorablemente acogido. Ha publicado, además una monografía de Arequipa y muchos folletos sobre finanzas, economía, ingeniería, etc.

Es miembro activo de la Sociedad Geográfica de Lima, de la Sociedad Académica Internacional de Paris, con diploma y medalla de oro, de la Academia de Artes, Ciencias y Bellas Letras, de la misma capital, con diploma y palma de oro y miembro honorario de la academia “Víctor Hugo” con diploma y medalla de oro. Ha sido honrado también con una medalla de oro por la Cámara de Comercio de Mollendo, por los importantes servicios que les prestó.

Ha colaborado en todos los diarios de Lima y sus escritos son el mejor testimonio de su claro talento, y de su basta ilustración. En 1924, es designado como: UNO DE LOS ESCRITORES MÁS NOTABLES DEL PERÚ CONTEMPORÁNEO. Es miembro honorario de numerosas instituciones libres, de acuerdo a los trabajos del historiador Pedro Paz Soldán, su biógrafo y notable hombre del Perú de inicios del siglo XX.

Ha recibido del Gobierno de Inglaterra la más alta distinción que éste concede a los extranjeros, nombrándole Miembro de la Orden del Gran Imperio Británico, con el uso de una hermosa cruz de oro, en recompensa de los servicios que prestó durante la Primera Guerra Mundial.

Hasta los finales de su existencia siguió desempeñándose en la delegación de la Cámara de Comercio de Mollendo en Lima. Juan José Reinoso Ampuero, hombre multifacético, ejemplar y digno de imitar es PREZ Y HONRA DE LA NACIÓN, fallece el 28 de diciembre de 1925 a la edad de 73 años. Es otro socio fundador de la Cámara de Comercio de Mollendo.

1 Comentario

  1. Exelelente reporte de mi tio abuelo Juan Jose Reinoso y Ampuero lamentablemente no lo he podido imprimir aunque tengo bastate informacion sobre el.Tambien les quiero informar que la fotografia que publican es la de mi abuelo(su hermano)Don Jose Miquel Reinoso y Ampuero foto original que poseo y de mi abuela su esposa Dna.Aurora Crespo Linares.Tengo una foto antigua de tio Juan Jose y su esposa Salome Arana en una foto de un grupo familiar con la madre de ellos Dna.Isabel Ampuero.Atentamente Jose Antonio Reinoso y Delboy.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here