Simulando ser una familia integrada y correcta, fueron capturados los integrantes del clan “Los juliaqueños”, en la provincia arequipeña de Caravelí, cuando transportaban 36 kilos de cocaína en una camioneta.

Franklin Jordán Alarcon Soto (28) y su cónyuge, Yeny Marisol Azaño Quispe (23), viajaban con sus hijos de dos y un año de edad. También iba con ellos María José Apaza Arapa (19) cuando fueron intervenidos por la policía en el kilómetro 571 de la carretera Panamericana Sur cerca del peaje de Yauca.

La policía tenía información de que el vehículo salió de Ayacucho con un cargamento de droga, pero al ver a una familia al interior entraron en duda. Pese a ello, decidieron registrar la camioneta y encontraron compartimientos secretos.

“Usan a sus niños para distraer el control”, dijo uno de los agentes.

Estas personas habían habilitado compartimientos en los costados del vehículo, para así despistar a la policía. En total se halló treinta y seis paquetes tipo ladrillo, precintados con cinta de embalaje color plomo, que dieron positivo a la prueba para clorhidrato de cocaína.

Los detenidos fueron trasladados a la ciudad de Arequipa. El Ministerio Público formulará el pedido de prisión preventiva para los detenidos, mientras que los menores serán enviados a un albergue si es que ningún familiar pide su custodia.

La policía indicó que estas personas serían integrantes del clan “Los juliaqueños”, que se dedicarían al transporte de cocaína del VRAEM hacia Bolivia, pasando por Ica, Arequipa y Puno.

Las diligencias fueron realizadas con la presencia del fiscal Javier Mariño Delgado, de la Fiscalía Provincial Mixta de Acarí.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here