Inicio Perú Condenan a cadena perpetua a cúpula de Sendero Luminoso por el atentado...

Condenan a cadena perpetua a cúpula de Sendero Luminoso por el atentado en Tarata

La noche del 16 de julio, terroristas de Sendero Luminoso detonaron coches bomba en la calle Tarata, en Miraflores. La sentencia a la cúpula senderista llega después de un proceso judicial que inició en el 2013.

1
5266

Atentado en Tarata - Fuente RPP

La Sala Penal Nacional condenó a cadena perpetua este martes a la cúpula del grupo terrorista Sendero Luminoso por el atentado con coche bomba en la calle Tarata (Miraflores) que dejó 25 personas muertas en 1992.

Los sentenciados son el cabecilla y fundador del grupo Abimael Guzmán Reynoso y su pareja Elena Yparraguire. También María Pantoja, Óscar Ramírez Durand, Osmán Morote Barrionuevo, Margot Liendo Gil, Florindo Flores Hala ‘Artemio’, Laura Zambrano Padilla, Edmundo Cox Beuzeville y Florentino Cerrón Cardoso. La Sala reservó la sentencia contra Moisés Limaco Huayascachi, quien se encuentra prófugo de la justicia.

El Ministerio Público había solicitado para Guzmán y la cúpula senderista la pena de cadena perpetua, al considerarlos autores mediatos del ataque. La audiencia se llevó a cabo en la Base Naval del Callao.

El Poder Judicial informó en su cuenta en Twitter que Margot Liendo y Osmán Morote, quienes cumplían arresto domiciliario desde abril de este año, fueron detenidos este martes tras la lectura de sentencia, para ser trasladados a un establecimiento penitenciario.

Colegiado A de Sala Penal Nacional condena a cadena perpetua a cúpula de Sendero Luminoso por atentado de #Tarata: Abimael Guzmán, Elena Yparraguirre, Osmán Morote, Florindo Flores, Óscar Ramírez, María Pantoja, Laura Zambrano, Florentino Cerrón, Edmundo Cox y Margot Liendo. 1/3

EL CASO

La noche del 16 de julio de1992, terroristas de Sendero Luminoso detonaron dos coches bomba llenos de dinamita.

Antes del ataque hubo pequeñas detonaciones en diferentes calles de Miraflores, incluso en comisarías. A las 21:30 horas, un vehículo cargado con 400 kilos de dinamita con anfo fue abandonado al pie de un edificio en Tarata. La ubicación era estratégica para los senderistas, pues daba a una de las caras laterales del BCP.

EL ATENTADO

En un inicio, los terroristas planeaban detonar la agencia del Banco de Crédito del Perú (BCP), que se ubica en la Avenida Larco. Sin embargo, debido a la vigilancia del local, el plan cambió.

Para distraer a las autoridades, el grupo armado realizó otras explosiones pequeñas en los alrededores del distrito, incluidas algunas comisarías. Alrededor de las 9:30 p.m., los senderistas dejaron dos vehículos cargados con 500 kilos de dinamita en la nueva ubicación, a donde daba una puerta lateral del banco, en la calle Tarata. La explosión ocurrió minutos después.

El atentado terrorista destruyó gran parte de los edificios San Pedro, Tarata, San Carlos, El Condado y la Residencial Central. Además de los 25 fallecidos, hubo 250 heridos, 17 desaparecidos y más de 300 familias damnificadas. El ataque también causó pérdidas económicas calculadas en tres millones de dólares.

A las 9 de la noche, cuando se alistaban para retirarse, una primera explosión hizo que su madre diera una voz de alerta. En ese momento cruzaron a la avenida Larco donde fueron alcanzados por la explosión. Producto de este ataque ella perdió una pierna.

TESTIMONIOS DE LAS VÍCTIMAS

Vanessa Quiroga, víctima del ataque terrorista, dijo el pasado viernes a RPP Noticias que la sentencia de este caso es importante porque podría permitir que los terroristas que han quedado en libertad en los últimos años, como Morote, Liendo o Huatay, regresen a prisión. “Parece que, desgraciadamente, olvidamos muy rápido. 26 años no es tanto tiempo, para mí ha sido un abrir y cerrar de ojos en el que he tenido que pasar por muchas dificultades y hoy ver que recién se está dando una sentencia final (…)”, declaró en diálogo telefónico con La Rotativa del Aire.

Quiroga relató que el día del atentado -tenía 5 años en ese entonces- acompañó a su madre a vender sus productos en la calle Tarata. A las 9 de la noche, cuando se alistaban para retirarse, una primera explosión hizo que su madre diera una voz de alerta. En ese momento cruzaron a la avenida Larco donde fueron alcanzados por la explosión. Producto de este ataque ella perdió una pierna. Si le preguntas a cada una de las personas que estuvieron en Tarata te van a contar cosas distintas, pero igual de aterradoras”, cuenta Quiroga, quien trabaja en el programa ‘Terrorirsmo nunca más’, del Congreso

Oswaldo Cava, cirujano dentista y uno de los sobrevivientes del atentado, contó en RPP Noticias que aquella noche se disponía a salir de su consultorio ubicado en la cuadra 2 de la calle Tarata. Su hermano menor, Pedro, de 27 años, se encontraba esperando fuera.  Los coches bomba estallaron y Pedro resultó gravemente herido. Murió camino al hospital. Más de 25 años después, tanto Vanessa como Oswaldo, así como el resto de deudos y sobrevivientes, podrán finalemnte conocer la sentencia de los responsables del atentado.

1 Comentario