Comerciantes de artesanía marina hacen sentir su malestar, porque aún sigue cerrado el Muelle Fiscal, perjudicándolos económicamente.

Indican que la gente no baja hasta este lugar, al considerar que es una zona peligrosa, lo que ha conllevado que la venta de sus productos baje.

Exigen a las autoridades iniciar los trabajos cuanto antes, sabiendo que es una zona turística y lo primero que hace la gente es visitar es sector, pasear en bote, tomarse fotos  y mirar el mar, pero se ven imposibilitados de hacerlo.

A casi un año del cierre de este lugar, los responsables no han hecho ningún tipo de mantenimiento al monumento histórico del puerto de Ilo.

Tampoco el gobierno local y regional ha realizado ninguna gestión para hacer los trabajos de remodelación de los pilotes que están deteriorados.

SOLO QUEDÓ EN INTENSIONES

Como se recuerda, en agosto del 2017 las autoridades de Ilo conformaron el Comité Multisectorial, que lo preside el alcalde provincial  Willam Valdivia, con la finalidad de restaurar el Muelle Fiscal, la Plaza Billinghurst, la Glorieta y el Puente Venus.

Se comprometieron hacer un estudio complementario de la infraestructura submarina del Muelle Fiscal para pedir una ficha de mantenimiento al Gobierno Regional, hasta el momento se desconocen los resultados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here