Compartir

“Era muy difícil hacer algo sin pagar sobornos”, dijo en la corte de Brooklyn Jose Hawilla, ex dueño de la empresa deportiva Traffic y uno de los principales testigos del caso FIFAGate. Estados Unidos investiga los millonarios sobornos que directivos de la FIFA recibió por los derechos de transmisión de los torneos, entre ellos la Copa América.

Hawilla, que compró los derechos de las Copa Américas 2007, 2011 y 2015 a través de su empresa, contó que Traffic pagó millonarios sobornos a las cabezas de la Conmebol. Dijo en el juicio que se le sigue que pagó US$ 3 millones cada uno al expresidente de la Conmebol Nicolás Leoz y a las cabezas de Argentina y Brasil, Julio Grondona (fallecido en 2014) y Ricardo Teixeira.

Los sobornos a los presidentes de las otras siete federaciones, entre ellos Manuel Burga de la Federación Peruana de Fútbol (FPF), eran de US$ 1.5 millones a cada uno. Pero eso no los mantuvo contentos porque querían más dinero.

Manuel Burga fue nombrado presidente de la FPF en octubre de 2002, cargo que ocupó hasta el 2014.

¿QUÉ ES EL FIFAGATE?

Según las investigaciones, el ex presidente de la Federación Peruana de Fútbol y otros altos mandos de la FIFA recibieron sobornos para favorecer a las empresas Traffic, Full Play y Torneos y Competencias para la entrega de derechos de transmisión de la Copa América y la Copa Libertadores. El caso ha sido bautizado por la prensa internacional como ‘FIFAGate’.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here