Trastornos psicológicos frecuentes en el conductor

Según la Organización Mundial de Salud (OMS), la salud mental es un estado de bienestar en el que el individuo en consiente de sus capacidades, puede enfrentarse a las exigencias normales de la vida y trabajar de forma productiva, es capaz de contribuir el desarrollo de su comunidad.

0
3704

POR: JORGE CRUZ CHAFLOQUE

Este comentario es de una revista de transportes realizada por el licenciado en Psicología Dr. ABRAHAN BRAVO TORRES quien está muy preocupado por el comportamiento NEGATIVO de algunos conductores y que estos ocasionan muchos accidentes de tránsito.

El Factor humano es el responsable del 90% de los accidentes de tránsito (tercera causa de muerte a nivel según OMS), así como, infracciones al Reglamento Nacional de Tránsito, al no observar los códigos de comportamiento contenidos en el D.S.016-2009-MTC donde contempla la forma y condiciones de uso de las vías públicas por vehículos, personas y animales. Como son evidentes las trasgresiones a las normas establecidas por el MTC, se debe analizar el comportamiento del conductor, y para entender ello, es necesario dar a conocer el significado de Salud mental.

Según la Organización Mundial de Salud (OMS), la salud mental es un estado de bienestar en el que el individuo en consiente de sus capacidades, puede enfrentarse a las exigencias normales de la vida y trabajar de forma productiva, es capaz de contribuir el desarrollo de su comunidad.

Considerando este concepto, podemos observar que el comportamiento de algunos conductores denota anomalías psicológicas, durante el proceso de interacción social, causando perturbación a la moral social, no respeta las normas, sobre todo al Reglamento Nacional de Tránsito, así como a los usuarios del servicio de transporte.

Así mismo, se aprecia problemas de Salud Psicoemocional, generado por la colección de conductas inadapatativas procedentes de un estilo de vida inadecuado, falta de habilidades para el manejo de ansiedad, tensión y mala administración del tiempo de trabajo, falta de ejercicios físicos, defectuosa alimentación, todo ello afecta al organismo, conllevando a diversas patologías tales como:

Estrés: el conductor experimenta síntomas de angustia, enojo, ira, agresividad, fobias, dolor de cabeza, cansancio físico y mental, déficit de atención y concentración, disfunción sexual, enfermedades inmunológicas, psicosomáticas, es el responsable del (80%) de enfermedades biológicas

Ansiedad Generalizada: El conductor se preocupa demasiado por todas las cosas, generando tensión emocional, le predispone al consumo de sustancias psicoactivas.

Los hábitos Negativos, del comportamiento del conductor lo lleva a adquirir conductas de adicción típicas y/o atípicas.

Las típicas son:

Consumo de alcohol: Afectan al sistema Nervioso Central, disminuyendo su actividad, produce aletargamiento, lentitud, en los movimientos y alteración de la función cognitiva, causa sopor, sueño, somnolencia, depresión respiratoria, manifestaciones cardiovasculares, neurológicas, que limitan el manejo vehicular.

El Tabaco o Cigarrillos: Su consumo produce enfermedades cancerígenas al pulmón, al sistema digestivo, al hígado, páncreas, a la boca, laringe, faringe, senos, riñones, vejiga.

Café: Es u poderosos estimulante de la corteza cerebral, que promueve la vigilia y mejora el rendimiento psicomotor, luego de la metabolización sobreviene un periodo de depresión mental y de la conducta esto se evidencia en muchos accidentes automovilísticos que ocurren como resultado de conducir durante periodos prolongados bajo la estimulación de cafeína, ya que la suspensión de la ingestión de café produce marcos y somnolencia.

Dentro de las adicciones ATIPICAS, (conductas que mantienen una relación mórbida de descontrol) que establecen vínculos con una serie de objetos, en prejuicios de su salud mental, de conductos de descontrol, pudiendo llegar a la obsesión entre este grupo de patologías tenemos:

Tragamonedas: Se involucran en juegos de casinos, dominados por los impulsos actuando de manera irracional, no reflexionan sobre su comportamiento adictivo.

A trabajo Físico/Mental: Estas conductas causan severos problemas en la familia del conductor, ya que las personas tienen una agenda muy recargada, que no les da espacio para compartir con la familia.

A las personas mediante vínculo de pareja: son aquellos conductores que se vinculan efectivamente con el sexo femenino, el cual los hace pendientes y como consecuencia se sienten presionados, esto les produce alteraciones emocionales (agotamiento, ansiedad, angustia, preocupación, insomnio, disfunción en la dinámica familiar y dificultades en la crianza de los hijos)

Personalidad Inestable: El conductor se caracteriza por frecuentes cambios intempestivos, por influencias externas como son los amigos, puede embriagarse, cuando participa en un accidente de tránsito huye gobernado por el impulso.

Personalidad Explosiva: Son conductos que por motivos insignificantes se encolerizan agraden y/o golpean a las personas en el tráfico, es como una reacción de corto circuito.

Personalidad Antisocial o Psicópata: Es el conductor que carece de sentimientos de culpa, conducta incorregible, son irresponsables, agresivos, efectivamente fríos e insensibles, reinciden en faltas a pesa de la sanción impuesta, permanentemente tienen conflictos con la sociedad y con la figura de autoridad.

Personalidad pasivo-agresiva: Los conductores con este tipo de rasgos de personalidad, se caracterizan por pasividad y agresividad, cuando obstruyen intencionalmente o por terquedad el tránsito vehicular, creando caos y tráfico, sobre todo se observa en conductores de servicio de taxi y combi, este comportamiento refleja hostilidad que el individuo no se atreve a expresar abiertamente; se aprecia también la presencia de transtornos en la esfera afectiva del conductor que se detalla a continuación.

Estado de Animo Depresivo: El conductor reacciona con sentimientos de tristeza, soledad y labilidad emocional, llanto fácil, perdida o aumento del apetito, insomnio, déficit de atención y concentración el cual no le permite mantener la mente enfocada en un objeto, la fatiga de la atención genera escaso rendimiento y abundancia de errores de conducta que conllevan a accidentes de tránsito.

Negativismo: Son conductores que denotan conductas de resistencia ante la orden del policía y otras personalidades, como una reacción defensiva, realzan conductas contrarias, retirándose o fugándose del lugar al último momento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here